Contator assiste filmes sobre contabilidad
ONVIO

7 películas para Contadores

¿Tu vida es una aventura? Sí, sabemos lo difícil que es mantener el ritmo y el entusiasmo en el día a día del estudio. El sistema contable y la tecnología en contabilidad han ayudado bastante al eliminar algunas tareas repetitivas. Pero eso no es todo para mantener tu rutina. Así que enumeramos algunas películas que te van a inspirar.

¿Te imaginás poder protagonizar una película hollywoodense?

Con esta lista te sentirás parte de la trama. Protagonistas y coadyuvantes te harán darte cuenta de que es posible lograr grandes cosas en la contabilidad.

Queremos que veas la contabilidad como un mercado plural, en el que es posible estimular la creatividad, tanto que el arte se inspira aquí. Incluso si los malos ejemplos están por ahí, todavía vale la pena relativizar algunas líneas demasiado creativas de la pantalla grande.

Lo que necesitás hacer para escapar de esta imagen perjudicial es confiar en tus procesos, eligiendo buenos profesionales y clientes, y un sistema contable seguro.

Después de ver estas obras cinematográficas, incluso podés desmentir algunos aspectos fantasiosos de estos enredos. Sabemos que están ahí para traer aún más estímulos a los espectadores. Pero no es posible dejar que los legos piensen que hay contadores con el perfil de genio, de asesino o incluso de un genio asesino.

¡Conocé estas siete obras del séptimo arte que utilizan la contabilidad en sus tramas!

1- El Contador (2016)

Sí, en la película El contador, Gavin O’Connor logró transformar a este profesional en una figura que es al mismo tiempo genio y antisocial. Estos son los principales rasgos de Christian Wolff, en la piel de Ben Affleck. De hecho, el personaje sufre con la manifestación de los síntomas del trastorno del espectro autista.

Dentro de esta clasificación de autismo, Wolff tendría el síndrome de Asperger. Lo que lo hace genial, pero limitado en cuanto a la experiencia de aspectos emocionales, sensibles y por lo tanto sociales. En la trama, estas características son perfectas para retratar a un personaje que está interesado en los números y es realmente excelente en manipularlos.

Y es la falta de elaboración emocional lo que pone al contador en problemas.  Abre un estudio, comienza a actuar en el área, pero sus clientes no son los mejores.

¿Te acordás de lo que dijimos en otro post sobre elegir bien a la clientela?

Sí, Wolff acaba descubriendo un gran fraude. Y su cerebro es tan poderoso que ni siquiera necesitaba tecnologías de la contabilidad. Analizó montones de papeles. Y el resto de la historia la podés comprobar en tu maratón contable cinematográfico.

2- Margin call – El Precio de la Codicia (2011)

Un pendrive puede causar un terremoto en el mundo de los negocios. Es por eso que la tecnología en la contabilidad y el sistema financiero necesitan garantizar la seguridad. De lo contrario, tu estudio y tus clientes pueden acabar como un elemento en el enredo de Margin Call, dirigida por J.C. Chandor.

En esta obra cinematográfica, un corredor lleva a cabo despidos masivos. Uno de los empleados destituidos se revela y entrega un pendrive con información comprometedora: la empresa está al borde de la bancarrota. Lo que causa una conmoción en todos los sectores, ya que esta información no puede filtrarse y se necesita hacer algo.

Preocupante, ¿no?

3- Inside Job (2010)

Ahora, ¿vamos a hablar de la realidad?

Dinero Sucio es el único documental de esta lista, especialmente hecho para el profesional de la contabilidad.

¿Te acordás de la crisis de 2008? Sí, este es el tema central de esta obra documental dirigida por Charles H. Ferguson. Tiene un papel fundamental en la construcción de esta narrativa, realizada a partir de la calidad de su técnica de entrevista. Realizar las preguntas correctas y organizarlas en la mejor secuencia posible hace de este trabajo un ejemplo de obra de arte documental.

4- Sueños de Libertad (1994)

Volvamos a la posguerra, en 1946, para conocer a Andy Dufresne, un joven banquero exitoso en la interpretación de Tim Robbins. La vida del personaje cambia cuando se le acusa de matar a su esposa y al amante de ella. Lo que lleva a Dufresne al encarcelamiento y a las dificultades de la vida en una prisión.

Sin perspectivas de libertad, condenado a cadena perpetua, se involucra con el líder del mercado negro de la prisión, Red Redding, que Morgan Freeman le dio vida – interpretación que le valió el Oscar al mejor actor en 1995.

La trama dirigida por Frank Darabont no se basa exactamente en el día a día, del contador, pero presenta el mercado financiero como telón de fondo. Además, es uno de las más aclamadas de todos los tiempos.

5- Fuga a la Medianoche (1988)

¿Cómo sería un contador de la mafia? Preguntáselo a Martin Brest, director del largometraje que trajo a Charles Grodin como el buscado Jonathan “El Duque” Mardukas, quien logró engañar tanto a la policía como a los mafiosos. Pero no por mucho tiempo.

Mientras era escoltado de Nueva York a Los Ángeles por Jack Walsh, el personaje de Robert de Niro, El Duque, que tenía precio por su cabeza, acaban siendo perseguidos por la mafia en una trama que combina acción y comedia en una historia atemporal y nostálgica que siempre será recordada como una obra clásica, aún más en el área de contabilidad.

6- Los Intocables (1987)

Por supuesto que ya escuchaste hablar de Al Capone. La película Los Intocables presenta a esta figura casi mitológica como el gran controlador del submundo de la ciudad de Chicago. El villano más grande de todos los tiempos es perseguido por Jimmy Malone, uno de los oficiales responsables de una arriesgada tarea para encarcelar al mafioso.

Brian de Palma dirigió este largometraje y trajo a las pantallas un poco sobre cómo la contabilidad puede encubrir a los criminales reales por medio del lavado del dinero sucio.

7- Wall Street: El Poder y la Avaricia (1987)

Desde el mundo financiero, esta trama revela la falta de carácter de Bud Fox, un ambicioso corredor de bolsa recreado por Charlie Sheen, que filtra información de una compañía a un multimillonario sin escrúpulos, Gordon Gekko, en la interpretación de Michael Douglas.

Fox tiene una enorme admiración por Gekko y le da la señal que el multimillonario necesita. Al final ¿qué harías si descubrieras que una empresa que querés comprar sufre pronto una valoración?

¿Ves cómo esta lista está repleta de referencias al mundo contable? Algunas otros aportan matices del universo financiero. Pero todas las películas tienen en común las tramas bien elaboradas. Unas más recientes  conversan con la contabilidad del mundo actual y con la del futuro. Otras, traen la nostalgia y prometen ser un elemento diferente en tu maratón.

¿Te gustaron los consejos? Seguí navegando el blog y no te pierdas el toda la información que tenemos para vos y tu estudio.

Nuestra declaración de privacidad y política de cookies

Con el objetivo de mejorar su experiencia de navegación, todos los sitios web de Thomson Reuters utilizan cookies. Las mismas fueron instaladas en su computadora cuando usted ingresó a este sitio. Usted puede ajustar la configuración de las cookies a través de su explorador.