El contador del futuro trabaja desde casa
Computación en la nube

El contador del futuro trabaja desde cualquier lugar, online y con más calidad de vida

¿Para vos trabajar en casa todavía es sinónimo de horas extras o de exceso? Sabé que para el contador del futuro significa el principal modelo de operación del estudio – si no el único, principalmente para los recién se inician en esta profesión.

Antiguamente, si tenías que apagar algún incendio en el estudio, salías de allí con algunas carpetas. Corrías el riesgo de olvidar algún documento importante en casa o sobre tu escritorio. También tenías que enfrentar el desorden para continuar la jornada en un lugar inadecuado.

Con el flujo de trabajo interrumpido, los riesgos de error y la molestia de sacrificar tu calidad de vida, hacer de una parte de tu casa un ambiente laboral no suena bien. Y es esa forma de pensar lo que debés cambiar porque está acondicionada a una tarea desagradable, a la hora extra y a la falta de tiempo libre.

Pero, ¿y si pudieras empezar el día de forma diferente?

En lugar de tener que enfrentar el tránsito e ir a la oficina, podés darte el lujo de despertar y cuidar tu salud, haciendo una caminata y tomando un desayuno más prolongado. Después de ese ritual, sin enfrentar ningún tránsito, empezarías a trabajar.

¿Por qué tu día no comienza así?

Lo único que te distancia de esa realidad es el hecho de evaluar negativamente el teletrabajo. Y eso debe cambiar. Por supuesto que esa transformación requiere una combinación de aprendizaje de las nuevas formas y de hábito. Mucho más para quienes ya tienen un estudio consolidado, con rutinas rígidas, seguidas por varios colaboradores.

Por todo ello, vamos a mostrarte cómo el contador del futuro lidia bien con la jornada home office y de qué manera ese modelo de trabajo puede brindarle más éxito a su estudio contable. Continuá la lectura si querés comenzar la transformación del teletrabajo y no sabés por dónde empezar.

¿Por qué el contador del futuro trabaja de forma remota?

Nada de papeles o carpetas con archivos. Lo que podés encontrar en el estudio del contador del futuro es una computadora portátil y queda bien en el corazón de la propia casa. A veces toma el espacio de una punta de la mesa del comedor. En otro momento queda en la oficina. Pero también puede asumir el espacio del rincón del sofá y de la silla playera al borde de la pileta.

Para el contador del futuro, sentarse en la misma silla y trabajar hasta horas más tarde no ayuda a resolver los desafíos del día a día. Él sabe que necesita creatividad y pensamiento rápido para tornarse cada vez más estratégico y consultivo.

Y una de las formas de desarrollar la mente creativa es proporcionar momentos de ocio y de tiempo libre, además del cuidado con el cuerpo y la mente. Desarrollar un estilo de vida que le permita esto es fundamental.

El contador que se da cuenta de la necesidad de esa transformación en lo cotidiano tiene muchas más posibilidades de no terminar sustituido por algún recurso de IA (Inteligencia Artificial). Esto se debe a que nadie podrá más valerse de rutinas repetitivas para asegurarse un lugar en el mercado.

El contador del futuro tampoco encuentra problema en dividir el ambiente de trabajo con los hijos, el perro o con su pareja, ya que desarrolló un poder sobre la propia atención. No se queda horas y horas en una tarea, porque logra resolverlas de manera más intensa.

Incluso si no logra finalizar un desafío de inmediato, sabe administrar el tiempo para disfrutar intervalos de calidad, que le ayuden a pensar y salir del modo automático.

No es por casualidad que en todo el mundo, muchos profesionales estén cambiando las propias rutinas.

Por cierto, pensá bien en tu día a día y concentrate en qué momentos realmente es imprescindible estar en el estudio. Este ejercicio te mostrará el camino, si prestás atención en un detalle: la existencia de un sistema de gestión que te permita el trabajo móvil.

El sistema mobile permite el movimiento home office

No es por casualidad que las empresas de TI están a la vanguardia del teletrabajo. Ellas inventan las soluciones que facilitan la mayor parte de nuestra vida. Con nuestros teléfonos, por ejemplo, podemos sostener en las manos la resolución de innumerables desafíos cotidianos.

Con la contabilidad no es diferente.

Hoy en día tenés a mano la posibilidad del trabajo remoto gracias a innovaciones tecnológicas, como un sistema de gestión móvil, que te lo permite. Integran la información que está en el equipo a una red más grande y segura. Este ambiente laboral es lo que realmente el estudio necesita para funcionar.

La información se encuentra en la nube, disponible desde cualquier lugar para aquellos que tienen acceso autorizado al sistema. Y, literalmente, todo se resuelve por medio del smartphone, tablet o notebook.

Tu tiempo y tu presencia pasan a tener otro significado con el uso de un sistema de gestión móvil, que complementa tu modo actual de trabajar, ofreciendo la posibilidad del teletrabajo.

Qué es lo que pierde tu estudio contable sin home office

Tu estudio contable pierde talentos.

¡Sí, eso mismo!

Muchos de los nuevos profesionales ya tuvieron alguna experiencia o sueñan con ponerse en contacto con esta forma innovadora de trabajo. Tanto la práctica como lo que se escucha hablar acerca de home office llevan a los profesionales a pensar y constatar que los estudios contables con una visión muy limitada de los modelos de trabajo no brindan un buen estilo de vida.

Si pensás implementar esta lógica, el primer paso es encontrar un sistema de gestión contable que te permita un entorno en la nube capaz de romper las fronteras físicas. Este espacio digital debe proporcionar total integración entre todos los colaboradores del estudio, clientes, sistemas oficiales e incluso documentos.

En definitiva, un buen sistema de gestión contable es tu estudio, pero sin la necesidad de paredes, suelo o techo. El alma de tu negocio está en las nubes.

Nuestra declaración de privacidad y política de cookies

Con el objetivo de mejorar su experiencia de navegación, todos los sitios web de Thomson Reuters utilizan cookies. Las mismas fueron instaladas en su computadora cuando usted ingresó a este sitio. Usted puede ajustar la configuración de las cookies a través de su explorador.