La contabilidad gerencial sufre con el lavado de dinero 238812496
Artículos de Opinión

El lavado de dinero y los peligros para la contabilidad gerencial

En las últimas décadas, el lavado de dinero se ha vuelto un tema cada vez más predominante. Tanto las entidades financieras como los gobiernos están constantemente buscando nuevas maneras de combatirlo, incluso con la creación de diversas políticas para ayudar en ese esfuerzo.

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Drogas y el Delito, el lavado de dinero responde por hasta 5% del PIB global: US$ 2 trillones todos los años.  

Muchos contadores no entienden completamente que sus servicios son importantes en los procesos del lavado de dinero. ¿Te imaginaste si tu estructura de contabilidad gerencial está siendo utilizada para encubrir movimientos ilegales?

El tema es serio y necesita tu atención. ¿Querés entender todo el ecosistema que involucra el lavado de dinero y saber cómo tus habilidades en pericia contable pueden evitar que caigas en ese tipo de problemas? Entonces, continuá leyendo la publicación.

Para comprender el lavado de dinero

El dinero ‘sucio’ se ‘limpia’. Pasa por bancos y empresas aparentemente legítimas, y se utiliza, por ejemplo, para comprar inmuebles, empresas, coches de lujo y obras de arte. Cualquier cosa que se pueda vender por dinero nuevo.

Una de las maneras utilizadas por los criminales se llama smurfing. En este método, un software especializado (generalmente comprado en la deep o dark web) se utiliza para organizar muchos depósitos bancarios que escapan del radar. Por ejemplo: una transacción de $100 pesos nunca será detectada por un ser humano, sin embargo, transacciones de este tipo pueden lavar millones de pesos si se efectúan ciento de millones de veces.

¿Y sabías que hasta Fortnite, popular juego online con más de 200 millones de usuarios, ha sido usado para lavar dinero? Una investigación realizada por el periódico The Independent con la empresa de ciberseguridad Sixgill descubrió esquemas que involucran tarjetas de crédito fraudadas y compra y reventa de monedas virtuales del game, los llamados V-Bucks.

Y el problema parece que está empeorando, a pesar de los reglamentos más rígidos. Solamente en el Reino Unido, los informes de actividades sospechosas de delitos financieros aumentaron un 10% en 2018, de acuerdo con la Agencia Nacional de Crímenes.

Los gobiernos están haciendo su parte, incluso utilizando inteligencia artificial (IA). Algoritmos especiales son capaces de procesar millones de datos en tiempo real como correos electrónicos, llamadas, informes de gastos. Detectan modelos de comportamiento que los humanos pueden no notar. Y cuando aprenden nuevos comportamientos, son capaces de detectar más fácilmente una actividad deshonesta.

La IA es una herramienta vital para identificar actividades sospechosas, siendo capaz de evitar casos como el del contador argentino preso acusado de lavado de dinero.   

Y la legislación necesita acompañar las últimas tendencias en servicios financieros que los criminales pueden explorar.

Conocé la legislación contra el lavado de dinero

Las leyes que combaten el lavado de dinero entraron en el ámbito global inmediatamente después de la creación del Grupo de Acción Financiera contra el Lavado de Dinero y la Financiación del Terrorismo (Gafi/FATF), a fines de los años 1980. Esfuerzo de diversas naciones, fue responsable de la creación de la mayoría de las normas contra el lavado de dinero, además de haber creado una estructura a seguir.

Luego de poner esta estructura en marcha, GAFI comenzó a identificar a los países que no poseían una legislación adecuada con relación al lavado de dinero. Esta táctica ayudó a motivar a las naciones a alterar su legislación y a comenzar a aplicar correctamente las políticas que ya estaban en vigor. Actualmente, el grupo cuenta con 37 miembros, incluyendo a Argentina.

En nuestro país la ley original que trata sobre el tema es la 25.246, que incorpora en el Capítulo II a la Unidad de Información Financiera (UIF) como organismo de investigación en la materia y en su art. 20, inc. 17, a los profesionales en Ciencias Económicas matriculados como “sujetos obligados”. Los “sujetos obligados” son impuestos como “vigías” de sus clientes para intentar poner de manifiesto delitos económicos, dando la alerta a la UIF mediante reportes de operaciones sospechosas.

La responsabilidad de la contabilidad gerencial

Una investigación llevada a cabo por Law Society conversó con 200 profesionales jurídicos y contables, con el objetivo de descubrir sus percepciones sobre el lavado de dinero. La gran mayoría de los profesionales entrevistados (97%) está preocupada en tornarse víctima de los criminales que buscan explorar, para fines ocultos, sus habilidades profesionales y servicios.

Pero que algo quede bien claro: no es la función del contador investigar a sus clientes. Sin embargo, si vos o alguien de tu equipo identifica cualquier movimiento sospechoso, es necesario informarlo a la UIF que tomará las debidas medidas.

Si eso no ocurre y se descubren las irregularidades, tu empresa estará involucrada en el proceso. ¿Y qué es lo que puede suceder hasta que se descubra tu inocencia? Mejor no pensar mucho en el asunto.

Combatir el lavado de dinero es un esfuerzo multidisciplinario entre bancos y agencias gubernamentales – ¿y por qué no de los contadores? Podés ayudar, mirá cómo.

Aprendé a identificar el lavado de dinero

Puede parecer un dilema moral exponer al UIF las actitudes extrañas de un cliente. Al final, necesitás mantener el sigilo de la información. Pero, ¿y si estos movimientos son objeto de investigaciones y tu estudio contable es involucrado

Los avances digitales significan que los criminales están utilizando una cantidad cada vez mayor de maneras de lavar su dinero. De esta forma, es esencial que tu equipo y vos mejoren la comprensión de dónde se encuentran las brechas en los procesos de rendición de cuentas.

En la práctica, es actuar como un verdadero perito contable. Conocé, a continuación, algunas pistas y señales que te muestran que algo está equivocado.

– Empresa fantasma: Tu cliente es un ‘testaferro’, la empresa recibe pagos por servicios que no fueron realizados, emitiendo facturas falsas. Está atento a los movimientos de altos valores que no condicen con el tipo de actividad de la compañía;

– Préstamos: Inmuebles, vehículos, máquinas y otros bienes siempre son comprados en cantidad anormal y por medio de préstamos que son pagos con facilidad. Pensá que el dinero ilícito se utiliza para saldar la deuda, tornándose legal. ¿Tenés un cliente con este perfil? Prestá atención;

– Compras caras en efectivo: Vos sabés bien que las compras que se realizan con dinero no dejan pistas. Y cuando son caras, con certeza levantan sospechas, ¿no es verdad? Redoblá la atención siempre que pase eso;

– Monedas virtuales: Otra manera de ‘blanquear’ recursos ilícitos es comprar dinero digital, las llamadas bitcoins. Hoy en día, no es tan común que las empresas hagan este tipo de transacción, mucho más en grandes importes, pero aun así tené cuidado.

El lavado de dinero es un problema globalizado y sin fronteras, lo que torna mucho más complejo su enfrentamiento. Pero vos, como contador, podés hacer tu parte. No consientas con este crimen, orientá a tu equipo y creá políticas de prevención.

¿Querés continuar teniendo acceso a otros contenidos interesantes para la contabilidad gerencial? Entonces leé el Blog de ONVIO.

Nuestra declaración de privacidad y política de cookies

Con el objetivo de mejorar su experiencia de navegación, todos los sitios web de Thomson Reuters utilizan cookies. Las mismas fueron instaladas en su computadora cuando usted ingresó a este sitio. Usted puede ajustar la configuración de las cookies a través de su explorador.