El contador del futuro camina por China
Contador digital

Lecciones de China que transforman al contador del futuro

Si pensás en un país que sólo crece seguramente, pensarás en China. Hace 40 años el país tenía apenas el 2% del PIB (Producto Interno Bruto) global.  Actualmente ese porcentaje llega a 18 puntos ¿Pero por qué necesitás saber sobre este fenómeno para convertirte en un contador del futuro?

En primer lugar, porque la tecnología se ha convertido en la gran diferencia en la economía china, que también tiene como base el desarrollo de la agricultura. Ellos poseen el 35% de las granjas de todo el mundo. Sin embargo, es el crecimiento tecnológico lo que los aproxima a la gran potencia mundial, Estados Unidos.

Pero hasta para los chinos, el 2018 no trajo buenos resultados. La economía presentó el menor crecimiento de los últimos 28 años. El aumento de los sectores fue el siguiente:

Primario 3.5%;

Secundario 5,8%;

Terciario 7.4%;

En cambio, la tecnología, la creación de nuevas empresas y la producción de equipos han aumentado considerablemente:

11,7% Manufactura de alta tecnología;

8,9% Surgimiento de industrias estratégicas;

8,1% Manufactura de equipos.

Es decir, incluso en un período de tímida caída en una economía que sólo ha crecido con el paso de las décadas, es posible destacar lo que se mantiene al alza en el mercado: la tecnología.

Pensando en el crecimiento y en las retracciones que una gran economía puede enfrentar, además de considerar la disruptividad china, hemos enumerado algunas lecciones que pueden inspirar a los contadores del futuro.

Primero, tené en cuenta que recientemente la economía china ha adoptado el libre comercio. Hace pocos años, los contadores de ese país se ocupaban de las exigencias de un sistema económico socialista. Pero si conocés la fama de la rapidez de los chinos – que construyen rascacielos en un corto período de tiempo -, probablemente sepas que la madurez en la contabilidad llegará cuando menos se lo espere y con lecciones valiosas para el resto del mundo.

Más que un redactor de obligaciones tributarias, el contador necesitará hacerse estratégico. Una de las formas de realizar ese cambio es comprender e invertir en tecnología. Algo que China ha hecho muy bien, hasta el punto de llevarnos a pensar que la fórmula del contador del futuro debe ser china.

Entonces, ¿qué es lo que esta gran potencia emergente ha hecho para llevarnos a tal pensamiento?

De copiadores a creadores

Durante muchos años China fue cuna de las copias de las tecnologías que emergían principalmente en el mercado norteamericano y europeo. Lo que le ha generado fama y apodos para denominar su capacidad de reproducción de los lanzamientos.

Pero por mucho tiempo, estos productos no eran de calidad. Hubo un punto de inflexión y China se convirtió en una productora de lanzamientos, en lugar de una matriz de copias. De tanto jugar a copiar, China pasó a dominar la tecnología que imitaba. Y ese fue el paso más importante para consolidarse como un gran exponente en esta materia.

Va un ejemplo:

Una de las productoras más grandes de smartphones del mundo

¿Viste la lista de smartphones más vendidos en el mundo? Si lo hiciste, te diste cuenta que el escenario está cambiando. Ahora el liderazgo es asumido por Samsung, empresa coreana, seguida de Apple, que es norteamericana. Y de la tercera: Huawei. Este nombre difícil de leer es aún más complicado de pronunciar, ya que requiere un buen acento chino.

Entre el top 5 de los más vendidos, todavía están presentes otros dos fabricantes chinos, Oppo y Vivo. Juntas, las tres empresas originarias de China ya abarcan el 18% del mercado mundial de smartphones y son las únicas que no han experimentado caídas en el market share en los últimos tres años. Esos son datos relevados por el IDC Worldwide Quarterly Mobile Phone Tracker .

Por el momento, los fabricantes de smartphone chinos están saliendo del mercado de origen y expandiéndose a Europa y Estados Unidos. Esperá a que lleguen al mercado latinoamericano y entenderás por qué China ha demostrado ser el país emergente que dictará las prácticas del futuro. ¡Y con la contabilidad no será diferente!

Superpotencia en tecnología

No es sólo de celulares que China entiende. Para fabricar smartphones que están, poco a poco, acabando con los tradicionales liderazgos, es necesario tener una buena base tecnológica. Cosa que no falta para el país que ya se ha consolidado como una superpotencia en tecnología.

Cuando se habla de la digitalización del mundo, dos grandes países surgen en el horizonte. Ellos ya han aparecido algunas veces en este texto. Hasta 2025 el mundo generará 175 zettabytes (ZB) de datos, según estimativas hechas por Seagate. Estados Unidos y China serán los grandes responsables del almacenamiento de las informaciones que hacen del mundo digital.

Hoy, la “dataesfera” china posee 7,6 ZB y  crece a una velocidad 3% mayor que la mundial. En 2025 debe llegar a 48,6 ZB. Mientras tanto, en Estados Unidos, la dataesfera ya es menor, con 6,9 ZB y crecerá hasta 18 ZB en el mismo período.

¿Por qué China?

Porque China va a dar vuelta el juego. Las naciones emergentes tendrán acceso a beneficios que hoy se restringen a los países del primer mundo. En realidad, es esa división la que va a caer por tierra, porque los chinos se han consolidado como una nación productiva y referencia de crecimiento hasta para los actuales líderes del mercado.

Acompañar el crecimiento de China y entenderlo es lo que los profesionales de todas las áreas deben hacer, incluyendo quienes deseen ser contadores del futuro. ¿Sabés por qué? Porque uno de los secretos de los chinos está en el apoyo que los sectores productivos reciben del Gobierno.

El surgimiento de la alta capacidad tecnológica de China es una consecuencia del compromiso del Estado en estimular ese mercado. Y eso ocurre cuando el Gobierno ofrece políticas que guían el desarrollo de tecnologías, además de recursos y apoyo económico.

China ya ha logrado la madurez que necesita en la producción de tecnologías medianas, como las que involucran: infraestructura de construcción, maquinaria industrial, modernización logística, energía renovable y equipos electrónicos.

La tendencia es que las empresas que hoy son de alta tecnología terminen convirtiéndose en commodities. Es decir, que no logren acompañar la velocidad de desarrollo y crecimiento de los chinos de modo que sus productos parezcan demasiado simplificados, tanto cuando bananas, naranjas y otras materias primas.

Por esos y otros motivos, el contador del futuro necesita mantener los ojos atentos en China. Lo que suceda allí se reflejará en todo el mundo. Si antes solíamos seguir a los norteamericanos y europeos, hoy debemos considerar el poder del Oriente sobre el mundo y su digitalización.

En definitiva, todas las profesiones ya están sufriendo el impacto de la era digital. La suya es sólo una de ellas.

No pierda ninguna tendencia de mercado. El blog de Bejerman puede ayudarte a mantenerte informado.

Nuestra declaración de privacidad y política de cookies

Con el objetivo de mejorar su experiencia de navegación, todos los sitios web de Thomson Reuters utilizan cookies. Las mismas fueron instaladas en su computadora cuando usted ingresó a este sitio. Usted puede ajustar la configuración de las cookies a través de su explorador.