Artículos de Opinión

SIRADIG: período fiscal 2018 y algunas novedades para 2019

Leonel Belmonte

En esta oportunidad analizaremos el cierre del Formulario 572 WEB para la liquidación anual del impuesto a las ganancias que realiza el empleador y también, analizaremos las novedades con las  que nos encontraremos en el 2019 al respecto.

PLAZOS DE PRESENTACIÓN

Desde el 2018, los períodos de presentación del Formulario 572 y en consecuencia de ajuste por parte del empleador, fueron modificados.

De acuerdo a la RG 4003/17 el empleado tendrá plazo para presentar el Formulario 572 WEB hasta el día 31 de marzo del año siguiente al correspondiente a la retención. Se debe tener en cuenta que como el formulario se presenta por la página web del organismo recaudador, y al igual que ha sucedido en años anteriores, el día siguiente al vencimiento ya no es posible acceder para la carga por lo cual, se recomienda el recordatorio a los empleados para evitar que algún “distraído” no lo presente.

A los efectos de la carga de datos en el servicio “Sistema de Registro y Actualización de Deducciones del Impuesto a las Ganancias (SiRADIG) – TRABAJADOR”, resulta obligatorio contar con clave fiscal con nivel de seguridad 2 o superior y estar adherido al Domicilio Fiscal Electrónico.

INFORMACIÓN A PRESENTAR EN EL SIRADIG

Desde el año 2012 se incorporó el servicio de formulario WEB que gradualmente fue generalizándose en su uso a todos los empleados y que permite la carga de todas las deducciones vigentes que pueden deducir los empleados en lo que refiere a la liquidación de sus haberes.

Se deberán informar entonces las deducciones generales y personales correspondientes a los efectos de su cómputo no siendo válidas las informadas en el antiguo formulario 572. Del mismo modo aquellos empleados que se hayan desempeñado en las provincias de La Pampa, Río Negro, Chubut, Neuquén, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur y el partido de Patagones de la Provincia de Buenos Aires, deberán informar tal situación de modo de activar el incremento del 22% en las deducciones personales del Art. 23 de la LIG, tal cual lo dispuesto por la Ley 27346. También podrá plasmar el impuesto a los débitos y créditos deducible como pago a cuenta del impuesto.

Dependiendo del tipo de deducción será la información que el sistema solicitará a los efectos de la carga. Se recuerda que el empleado puede presentar el formulario en forma mensual o bien, esperar al cierre y subir todos los comprobantes solicitados. De ello surgirá entonces el ajuste correspondiente, además de las deducciones que específicamente se computan en la declaración anual o final. También puede ocurrir que se verifique la improcedencia de alguna carga y por ende el formulario arroje un ajuste a pagar.

MODIFICACIONES DE LA R.G. 4286/18

Durante el 2018 se produjo una modificación sustancial en lo que refiere a cargas de familia, puntualmente sobre la deducción de los hijos. Se entendía que en el caso de los hijos, al tener el mismo grado de parentesco respecto de sus progenitores, podían ser deducidos por ambos por igual. A partir de la R.G. 4286/18 que tuvo vigencia desde el 27 de julio del 2018 la deducción de los hijos sólo podrá ser llevada a cabo por uno de los progenitores o bien, por ambos al 50% cada uno. Ello, siempre y cuando, no se perciban asignaciones familiares por los mismos, en cuyo caso resulta improcedente su deducción.

El sistema fue modificado a los pocos días de emitida la resolución permitiendo la carga del hijo e informando la situación respecto de las asignaciones familiares y el porcentaje de deducción.

No obstante, la R.G. no estableció la obligatoriedad de los empleados de presentar un nuevo formulario para el ejercicio fiscal por lo que, al momento existe la posibilidad de que haya empleados que no hayan actualizado tal situación.

Es importante que, si bien la norma tampoco establece ninguna obligación en cabeza del empleador, se haga el recordatorio a todos los empleados a efectos de evitar que surjan luego ajustes al momento de efectuar la presentación de la declaración jurada anual informativa.

Recordamos que en caso de existir un saldo de impuesto pendiente el empleado debe inscribirse en el impuesto, ingresar el saldo y quedando así incluido en el régimen de anticipos, dependiendo del saldo del impuesto a ingresar.

ENTREGA DEL FORMULARIO AL EMPLEADO Y LIQUIDACIÓN DEL AJUSTE

El empleador se encuentra obligado a entregar a los empleados el detalle de las remuneraciones y retenciones que componen la liquidación del impuesto anual. Considerando que los empleados tienen plazo de presentación hasta el 31 de marzo, la R.G. 4003/17 establece que el ajuste se deberá realizar en el mes de abril con plazo hasta el mes de mayo para ingresar el saldo que surja producto de los ajustes.

Se recuerda que, en el momento de la liquidación anual o final el empleador no debe aplicar tope alguno en la retención, como sí debe hacerlo en las posiciones mensuales tal cual surge del Art. 7 de la R.G. 4003/17. Recordamos que dicho artículo establece como límite en las posiciones mensuales el monto que surja de aplicar la alícuota máxima del gravamen, vigente a la fecha de la retención, sobre la remuneración bruta correspondiente al pago de que se trate.

La única excepción a la no aplicación del tope se dará en el caso de que, existiendo un saldo de retención, el empleado mediante nota solicite la aplicación de dicho límite al momento de la liquidación anual o final. Cabe mencionar que ello implicará la inscripción del sujeto en el impuesto y el ingreso del saldo pendiente en los vencimientos generales, además de la posibilidad de encontrarse obligado al ingreso de anticipos, dependiendo ello del monto pendiente de ingreso.

Cabe mencionar que en el año pasado hubo un régimen excepcional de ingreso de saldos para empleados en situación de pluriempleo que no habían informado tal situación a su empleador y que evitaba estas instancias establecido por la R.G. 4261/2018. El mismo no debe ser confundido, además de que fue específicamente establecido para casos de pluriempleo no declarados y excepcionalmente para los ingresos del ejercicio 2017.

EL CASO ESPECÍFICO DE LAS INDEMNIZACIONES ABONADAS A LOS DIRECTORES Y EJECUTIVOS

La Ley 27.430 de reforma tributaria abrió un nuevo debate sobre un tema que parecía se había cerrado en lo referido al pago de montos en concepto de extinción del vínculo laboral.

Se estableció como objeto del gravamen para quienes se desempeñen en cargos directivos y ejecutivos de empresas públicas y privadas, las sumas que se generen exclusivamente con motivo de su desvinculación laboral, cualquiera fuere su denominación, que excedan los montos indemnizatorios mínimos previstos en la normativa laboral aplicable. Cuando esas sumas tengan su origen en un acuerdo consensuado (procesos de mutuo acuerdo o retiro voluntario, entre otros) estarán alcanzadas en cuanto superen los montos indemnizatorios mínimos previstos en la normativa laboral aplicable para el supuesto de despido sin causa.

Recién en noviembre del 2018 mediante el Decreto 976/18 se estableció qué se entendía por “directivo o ejecutivo” bajo dos aspectos. El primero de ellos, de carácter objetivo, que entiende que se trata de aquellos cuya remuneración bruta mensual tomada como base de cálculo de la indemnización prevista por la legislación laboral aplicable supere en al menos quince veces el salario mínimo, vital y móvil vigente al momento de la extinción.

El segundo, de carácter subjetivo, y que debe darse en forma concurrente con el primero, entiende que se trata de quienes hubiesen ocupado o desempeñado efectivamente en forma continua o discontinua dentro de los doce meses inmediatos anteriores a la fecha de desvinculación cargos en directorios, consejos, juntas, comisiones ejecutivas o de dirección, órganos asimilables o posiciones gerenciales que involucren la toma de decisiones o la ejecución de políticas y directivas adoptadas por los accionistas, socios u órganos antes mencionados.

La R.G. 4396/2019 estableció en su art. 3 que en el caso de directivos y ejecutivos que cumplan con los parámetros descriptos, que como consecuencia de una desvinculación laboral, hubieran percibido entre el 1 de enero de 2018 y la fecha de vigencia de la presente, rentas comprendidas en el segundo párrafo del artículo 79 de la ley de impuesto a las ganancias, texto ordenado en 1997 y sus modificaciones, quedarán exceptuados -por única vez- de dar cumplimiento a las obligaciones de determinación anual e ingreso del impuesto a las ganancias en los términos de la resolución general 975, sus modificatorias y complementarias -conf. lo dispuesto por el inc. a) del art. 13 de la RG 4003, sus modif. y complementarias-, en caso que el empleador no las haya incluido en la liquidación final correspondiente.

En tal situación, los beneficiarios deberán presentar la declaración jurada informativa prevista en el inciso b) del artículo 14 de la citada norma, aun cuando el importe de sus rentas gravadas, exentas y/o no alcanzadas obtenidas en dicho año fiscal sea inferior a un millón de pesos ($ 1.000.000), incorporando las sumas no informadas en la aludida liquidación final, e ingresar la diferencia de impuesto resultante hasta la fecha dispuesta a tales fines, mediante la transferencia electrónica de fondos, a cuyo efecto se generará el respectivo Volante Electrónico de Pago (VEP).

MODIFICACIONES DE LA R.G. 4396/2019

Dicha resolución trae nuevas modificaciones a la R.G. 4003/17 sobre las rentas de empleados, en donde pasaremos revista a continuación, las que son de aplicación a partir del 10/01/2019.

1- En primer lugar se establece la obligación por parte del agente de retención de la presentación del formulario de declaración jurada F.1357, correspondiente a aquellos beneficiarios de rentas superiores a $ 1.000.000. En el caso de aquellos empleados con rentas menores a ese valor, el empleador podrá optar en presentarlo de forma optativa. Sí debe tenerse presente que en el caso de que se decida por esta segunda opción, el empleador deberá entregarle al empleado una copia de dicho formulario y a su vez, conservar otra copia en su poder, la que quedará a disposición del organismo de recaudación. Aquellos beneficiarios cuyos empleadores presenten el formulario electrónico podrán consultarla a través del SIRADIG.

Como  puede observarse en este caso, una vez más el organismo de recaudación pone en manos de los liquidadores del Impuesto a las Ganancias de rentas de 4ta categoría, un nuevo trabajo de recolección de datos para la “corona”, mediante la creación de este nuevo formulario F.1357.

Teniendo en consideración que dicho formulario estará vigente a partir del mes de marzo pero que su fecha límite de presentación será el último día de abril, se observa un plazo muy acotado entre ambas fechas. Tengamos presente que en abril deberá realizarse el ajuste anual de Ganancias, debido a que hasta el 31/03/2019 el empleado tiene tiempo de presentar un nuevo F.572 web.

Es en cierta forma preocupante la falta de conocimiento que se observa en este tipo de casos, de modo contrario no se comprende la razón por la cual al momento de publicar estas resoluciones no se tenga presente el tiempo de trabajo que cada uno de estos requerimientos demanda.

2- Por otro lado, se agregan como deducciones los aportes realizados a los planes de seguro de retiro privados administrados por entidades sujetas al control de la Superintendencia de Seguros de la Nación, seguros que cubran el riesgo de muerte y primas de ahorro (mixtos) y la adquisición de cuotapartes de fondos comunes de inversión con fines de retiro. En dicho caso se establecen los siguientes valores:

Para el ejercicio fiscal 2019 $ 12.000 anuales

Para el ejercicio fiscal 2019 $ 18.000 anuales

Para el ejercicio fiscal 2019 $ 24.000 anuales

A su vez, se menciona que dicha deducción deberá ser considerada en el cálculo anual y no mensualmente.

Se recuerda que el valor para el ejercicio 2018, queda en $ 996,23.

3- En tercer lugar, y para el caso de los corredores y viajantes de comercio que utilicen auto propio, se elimina el límite del 40% de las deducciones vinculadas a la amortización y por otra parte se determina la manera de proporcionar el gasto cuando además se utilice el rodado para uso particular.

4- En el caso del pago a cuenta correspondiente al cómputo del Impuesto a los débitos y créditos bancarios, se establece que la deducción podrá ser cargada en el SIRADGI en tanto el empleado solo posea rentas exclusivas de su trabajo en relación de dependencia y que no se encuentre inscripto en el Impuesto a las Ganancias.

5- En relación a los gastos realizados por la adquisición de indumentaria y/o equipamiento para uso exclusivo en el lugar de trabajo con carácter obligatorio, los que, debiendo ser provistos por el empleador, hubieran sido adquiridos por el empleado en virtud de los usos y costumbres de la actividad en cuestión, y cuyos costos no fueran reintegrados, se establece su deducción. Lo curioso es que al momento AFIP no ha determinado un tope límite de cómputo sobre esta deducción.

Nuestra declaración de privacidad y política de cookies

Con el objetivo de mejorar su experiencia de navegación, todos los sitios web de Thomson Reuters utilizan cookies. Las mismas fueron instaladas en su computadora cuando usted ingresó a este sitio. Usted puede ajustar la configuración de las cookies a través de su explorador.