La transformación digital transforma la cultura empresarial 218705983
Contador digital

Transformación cultural en los estudios contables

En la actualidad, la expresión del momento es transformación digital, que ofrece disrupciones y nuevas tecnologías para las empresas. El área de la contabilidad ya ha iniciado su innovación tecnológica y muchas empresas vienen invirtiendo intensamente en herramientas que simplifican los procesos de rutina y optimizan el servicio de atención al cliente.

Otra facilidad brindada por la transformación digital es el almacenamiento en la nube. Sin embargo, antes de adoptar sistemas innovadores, es necesario pensar en algo muy importante y a veces olvidado: la cultura de la empresa.

La contabilidad del futuro depende de la cultura

Cualquier empresa contable posee una cultura. En realidad, la mayoría evoluciona, en vez de ser creada. Actualmente, todo el mundo quiere ser digital. Pero, para iniciar este proceso sin la transformación cultural necesaria será un desperdicio de tiempo y recursos. Esto puede comprometer la operación más adelante.

Es necesario acostumbrarse, cada vez más, con una nueva cultura. El tiempo antiguo se acabó, hoy las personas se comportan de maneras diferentes.

Es claro que la transformación digital es necesaria, sin embargo, la más importante de ellas es la transformación cultural en la empresa. Sin una cultura que te lleve a observar los procesos de cambio en tu empresa de forma sistémica, de nada sirve adoptar nuevas tecnologías.

Como definición, cultura empresarial es el resultado de cómo las personas interactúan entre sí en un ambiente y cómo ese ambiente evoluciona con base en esas interacciones. Es extremadamente importante para el éxito y la salud general de tu empresa, tu personal y tus clientes. Por lo tanto, es útil dedicarle algún tiempo a considerar por qué la cultura de tu empresa es de esa determinada forma y por qué es importante que continúe así (o cambie).

Cuando se les pregunta a las empresas sobre su cultura es común que afirmen que creen en el equilibrio entre la vida profesional y personal y que tratan a sus funcionarios como familia – y dejan el tema por ahí. Por supuesto que estos son elementos de la cultura, pero no son los únicos. Lo que le está faltando a las empresas es entender mejor lo que exactamente es su cultura.

La razón para ello es que cuando una cultura está claramente definida será más fácil atraer y retener a los tipos adecuados de empleados. El futuro de la contabilidad depende de que esas empresas hagan más que adoptar las frases actuales de efecto. Como, por ejemplo: “tratamos a nuestro equipo como a una familia”, “trabajamos duro y jugamos duro” o “valoramos el equilibrio entre la vida profesional y la personal.”

La cuestión es que una cultura que realmente distingue a una empresa requiere una autoevaluación y algunas decisiones filosóficas importantes. A seguir, los resultados necesitan ser llevados en cuenta en todas las decisiones siguientes.

¿Cuál es el impacto de la cultura de la empresa?

La cultura de la empresa fluye en tu negocio impactando en todo. Ningún departamento, equipo o colaborador se deja de lado. Mirá, a continuación, una lista clara de cosas donde afecta la cultura de la empresa:

  • Atracción y retención de talentos – Las personas quieren hacer un trabajo que tenga significado para ellas y estar en el lugar al que pertenecen;
  • Bienestar y desempeño de los empleados – Las personas que se sienten seguras y capaces de ser ellas mismas son más felices y tienen un desempeño mejor.
  • Experiencia del cliente – El modo cómo tratás a tu personal afecta el modo cómo ellos tratan a los clientes;
  • Estrategia y toma de decisión – La cultura te ayuda a saber por qué y cómo deseás crecer;
  • Innovación – Objetivo y valores posibilitan un ‘resumen creativo’ de cómo adaptar un producto o servicio;
  • Diferenciación – La cultura te ayuda a destacarte por ser la mejor versión de uno mismo, no por encontrar un nicho diferente del resto.

Cómo saber cuál es la cultura de tu empresa

El trabajo de encontrar la cultura de tu empresa es un ejercicio de destilación. Se trata de entender lo que es verdad sobre la empresa y refinarlo en una estructura clara en la que puedas creer.

La tarea generalmente pertenece a un fundador o a un equipo de liderazgo. A veces, se le asigna a RRHH, pero, al final, tiende a involucrar a todas las personas en la empresa.

A continuación, siguen algunas pistas para descubrir la cultura de la empresa:

  • Mirá a tu alrededor. Lo curioso de la cultura de la empresa es que toda empresa tiene una. Mirá a tu alrededor. ¿Por qué las personas están aquí? ¿Cómo trabajan juntos? Su cultura existe, te guste o no. Apenas algunas empresas optan por definirla y alimentarla con cuidado e intención. Y otras no;
  • Observá a tus líderes. Mientras todos en la organización afectan la cultura, los líderes tienen la mayor influencia. El liderazgo es fundamentalmente incorporar y defender lo que la empresa valora. Por lo tanto, si los líderes modelan la cultura, prosperará. Si no lo hacen, la empresa perderá credibilidad y no sobrevivirá;
  • Mirá hacia dentro, no hacia fuera. Tu cultura está basada en quién sos como empresa, no en quiénes son los demás. No te concentres en ser único, sino en ser auténtico. ¿Cuándo realmente das lo mejor? Intentar ser diferente te deja neurótico. Ser auténtico te torna confiable. Al final, nada es más exclusivo que la verdadera autenticidad;
  • Buscá claridad, certeza y confianza. Definir los objetivo y valores te brindará claridad en lo que se basa tu cultura. Pero, para transformar la estructura en una cultura, es necesario que todos crean en ella. Necesita que sea la historia que contás todos los días. Vivilo realmente: liderá y moldeá tus procesos, políticas y productos a tu alrededor;
  • Prestá atención en la respuesta. El camino para definir y vivir tu cultura puede tener incidentes. El proceso tiene que ser profundo. Las personas tienen que ser abiertas y vulnerables. Tomar decisiones con base en tus valores a veces puede ser difícil.

La cultura de la empresa afecta todo, desde la retención de empleados hasta el resultado final. Buscá tus verdaderos valores, vivilos y alimentalos todos los días para mantener a tu equipo trabajando hacia el mismo objetivo.

Si querés más información acerca de cómo utilizar tu cultura para enfrentar el futuro en la contabilidad, continuá acompañando nuestro blog.

Nuestra declaración de privacidad y política de cookies

Con el objetivo de mejorar su experiencia de navegación, todos los sitios web de Thomson Reuters utilizan cookies. Las mismas fueron instaladas en su computadora cuando usted ingresó a este sitio. Usted puede ajustar la configuración de las cookies a través de su explorador.