Contador digital

Utilizá la Inteligencia Artificial en tu estudio contable y volvé a crecer

Muy probablemente, así como tantas otras personas, a vos también te sorprendían las predicciones futuristas que hace poco tiempo parecían lejanas. Quién diría, por ejemplo, que el mueble archivador de  documentos daría lugar a un sistema de almacenamiento en la nube, que no necesita estructura física. El hecho es que la transformación digital, que viene siendo impulsada por el avance de la inteligencia artificial (IA), brinda una serie de nuevas posibilidades. 

¿Vos, contador del futuro, ya conocés todas? 

¿Te imaginás cómo la tecnología en la contabilidad puede contribuir para el desarrollo del estudio contable? 

Ahora, más que en cualquier otro momento, el fortalecimiento de tu estudio solamente será posible con la amplia inversión en nuevas herramientas y metodologías.  

¿Querés entender el concepto de IA y ver, en la práctica, cómo se puede aplicar en la realidad del estudio?. Entonces, esta publicación es para vos. 

¿Qué es la inteligencia artificial?

IA puede ser definida como la capacidad de las máquinas a pensar como los seres humanos. Con la tecnología de machine learning, ganan condiciones de raciocinar, percibir, deliberar y decidir qué acción deben tomar de forma racional e inteligente. 

Si bien la IA ha comenzado a desarrollarse en ritmo acelerado en la última década, eso no significa que el concepto sea nuevo. Al contrario, el término fue creado en el siglo pasado, más exactamente en 1956, por John McCarthy, cuando definió la inteligencia artificial como “la ciencia y la ingeniería de producir máquinas inteligentes”.

Con tamaño potencial, la IA viene transformando la manera de cómo las personas y empresas se relacionan con la tecnología y, principalmente, cómo funcionan los procesos. Desde la industria, pasando por la comunicación hasta la gestión de empresas, así como en la rutina diaria y en las tareas cotidianas: absolutamente todo viene siendo reinventado por medio del uso y de la apropiación de la tecnología.

¿Cómo se construye la inteligencia artificial?

La IA se basa en una combinación de diferentes tecnologías que permiten mejorar  continuamente la experiencia de los usuarios.  

Cuando recibís recomendaciones personalizadas y resultados de consulta en tu smartphone, por ejemplo, varias tecnologías están trabajando de forma combinada para tornar esa experiencia, basada en IA, posible. 

En definitiva, estas herramientas permiten el aprendizaje de máquina y elevan las expectativas de los usuarios acerca de las posibilidades y funcionalidades que están por venir. Básicamente, la inteligencia artificial es una estructura con base en tres áreas centrales de la ciencia de la computación. Juntos, estos elementos no solo viabilizan el avance de la IA, sino también apuntan hacia un futuro en el que las máquinas tendrán mucha más inteligencia y autonomía para conducir una serie de otros procesos. 

Mirá cómo esas herramientas contribuyen para el funcionamiento de la IA. 

#1 Machine Learning

Esta tecnología avanza a medida que las computadoras logran aprender con el mínimo de programación. La programación se usa para definir el comportamiento de la máquina basada en varias reglas, con una definición de los parámetros mínimos de los resultados esperados. Con machine learning, esa máquina aprende tales reglas por cuenta propia, teniendo como base los datos alimentados, llegando al resultado de forma autónoma. 

Es lo que sucede, por ejemplo, cuando recibís las recomendaciones personalizadas en la pantalla inicial de Netflix. El aprendizaje automático es la fuerza motriz de la inteligencia artificial.

#2 Deep Learning

Esa es la capa del aprendizaje automático que utiliza algoritmos complejos para imitar la red neuronal del cerebro, en el intento de aprender un área del conocimiento con poca o ninguna supervisión.

Esto es posible porque los algoritmos de deep learning tienen la inteligencia necesaria para reconocer voz y lenguaje natural, imágenes y procesos de aprendizaje por cuenta propia. Las conexiones de las redes neurales artificiales propagan los datos siguiendo el mismo flujo de la cadena del pensamiento humano. 

#3 Procesamiento de Lenguaje Natural (PNL)

Esa es la tecnología que completa el ciclo lógico de la IA. El PNL utiliza las técnicas de aprendizaje de la máquina para identificar patrones en conjuntos de datos y reconocer el lenguaje natural. 

Ya existen en el mercado chatbots (asistentes virtuales) entrenados para hacer el análisis de sentimientos. Este movimiento solo es posible porque el PNL es utilizado. En este caso, los algoritmos buscan patrones en publicaciones de redes sociales y, con base en ellas, pueden comprender cómo se sienten los clientes en relación a marcas y productos específicos.

¿Cómo se puede aplicar la IA en el estudio contable?

La IA en la contabilidad ya viene siendo utilizada para automatizar funciones básicas como realizar llamadas telefónicas. Sin embargo, el potencial de aplicación es ilimitado y lo mejor es que su contribución puede pautar tomas de decisiones, nuevos proyectos e incluso el desarrollo de estrategias corporativas.

En el segmento de los contadores, la IA ya viene siendo incorporada por estudios para automatizar una serie de procesos, tales como:  

  • Calcular tributos;
  • Realizar clasificación fiscal de documentos;
  • Identificar puntos de auditoría;
  • Analizar comportamiento de indicadores de resultados;

Así mismo, el avance de la IA permitirá que el modelo de negocios de los estudios contables sea reinventado. La estructura, los procesos, la calidad de la prestación de servicios, la relación con los clientes, los resultados: todo puede cambiar a partir de ahora con la incorporación de una estrategia de IA.

Y ya existen proyectos en desarrollo que visan tornar posible la:

  • Automatización de los procesos internos del estudio contable con la computación cognitiva;
  • Automatización de la relación con el cliente con machine learning;
  • Detección de riesgos tributarios y laborales;
  • Sugerencia de acciones preventivas con base en tendencias y comportamientos;
  • Identificación automatizada de reglas de cálculo y encuadramiento tributario.

No obstante, esta reinvención está apenas comenzando. La gran revolución se producirá a partir del momento en el que los sistemas – contable, fiscal y liquidación de sueldos – adopten procesos robotizados (RPA), integrándolos con otras tecnologías y herramientas.

Dentro de un tiempo, vos, contador del futuro, podés tener una asistente virtual que te ayude a recordar el documento que te falta para cerrar la liquidación de sueldos. Y no solamente eso. Podría incluso buscar esa esa documentación del cliente, hacer el cierre de la liquidación y cargarla en AFIP. Increíble ¿no te parece? ¿Querés comprender cómo la IA ya puede ser incorporada en la realidad del estudio? Seguí leyendo los artículos de nuestro blog y convertite en el contador del mañana.

Nuestra declaración de privacidad y política de cookies

Con el objetivo de mejorar su experiencia de navegación, todos los sitios web de Thomson Reuters utilizan cookies. Las mismas fueron instaladas en su computadora cuando usted ingresó a este sitio. Usted puede ajustar la configuración de las cookies a través de su explorador.